» VARIOS

Bolivia percibió solo 0.2% de Inversión Extranjera Directa

La Paz, 11 de agosto de 2017, En la pasada gestión, Bolivia recibió apenas 410 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa, en tanto que la región en su conjunto accedió a 167.043 millones de dólares en 2016. El informe anual de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, (Cepal) dijo ayer que la Inversión Extranjera Directa hacia la región siguió con tendencia a la baja.

El documento de la Cepal prevé una nueva caída en 2017, en torno al 5%, por lo que llama a los países realizar esfuerzos para generar políticas destinadas a atraer flujos que apoyen los procesos nacionales de desarrollo sostenible.

CHINA

Según las estadísticas oficiales, China es responsable de solo 1,1% de la IED recibida por la región en 2016, dato que subestimaría la presencia de los capitales chinos en los países de América Latina y el Caribe.

"De hecho, si se observa el valor de las fusiones y adquisiciones en 2016, el gigante asiático fue el cuarto origen de la inversión. Dadas las grandes operaciones que ha realizado China en el primer semestre de 2017, es de esperar que esta participación aumente el próximo año, plantea el documento", sostuvo el organismo de NNUU..

TENDENCIA

Los flujos de inversión extranjera directa (IED) hacia América Latina y el Caribe disminuyeron 7,9% en 2016, en comparación con 2015, sumando 167.043 millones de dólares, lo que representa una caída de 17% desde el máximo, alcanzado en 2011, informó ayer la Cepal en su sede en Santiago, Chile.

Estos resultados se explican por los bajos precios de las materias primas y su impacto en las inversiones dirigidas al sector de recursos naturales, a causa del lento crecimiento de la actividad económica en varias economías y por el escenario global de sofisticación tecnológica y expansión de la economía digital, que tiende hacia una concentración de las inversiones transnacionales en las economías desarrolladas señala el informe anual de Cepal, sobre La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2017, presentado ayer, jueves, en conferencia de prensa.

PARTICIPACIÓN

En 2016, América Latina y el Caribe recibieron 10% de la IED global, participación que resulta similar a la de 2015, pero menor al 14%, promedio que se había logrado entre 2011 y 2014. Pese a la tendencia a la baja, los flujos de IED representan el 3,6% del producto interno bruto (PIB) de la región, cuando el promedio global es de 2,5%, lo que da cuenta de la relevancia de estas entradas para las economías latinoamericanas y caribeñas.

NUEVA CAÍDA

Para 2017, la Cepal proyecta una nueva caída de los ingresos de IED, en torno al 5%. “La inversión extranjera directa ha sido un factor importante para el desarrollo de actividades exportadoras clave para el crecimiento de América Latina y el Caribe, así como para la creación de nuevos sectores, pero las elevadas brechas de productividad que persisten en la región y los nuevos escenarios tecnológicos que plantea la cuarta revolución industrial exigen nuevas políticas para aprovechar los beneficios de la IED en los procesos nacionales de desarrollo sostenible”, planteó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

BRASIL CAPTÓ 47% DE LOS CAPITALES

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, llamó a mirar con atención el hecho de que en varios países de la región las salidas de capital por rentas de IED superaron el flujo de ingresos en el período 2010-2016, en el informe anual presentado este jueves en Santiago de Chile..

Pese a la recesión, Brasil aumentó en 5,7% sus entradas de IED en 2016 y se mantuvo como el principal receptor en la región (78.929 millones de dólares, equivalentes a 47% del total). En México, que recibió 32.113 millones de dólares y fue el segundo país receptor (19% del total), la IED cayó un 7,9%, aunque se mantuvo en niveles históricos elevados.

RECURSOS NATURALES

La IED dirigida al sector de recursos naturales cayó de 18% en 2010-2015 a 13% en 2016, en línea con el fin del auge de los precios de las materias primas. En cambio, el peso de las manufacturas y los servicios aumentó hasta llegar al 40% y 47%, respectivamente.

Fuente: EL DÌARIO

Publicado el 11/08/2017

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK